Sobre el proyecto

La eficiencia y equidad de los sistemas educativos europeos se presenta como el principal desafío de la educación en los estados miembros. El desarrollo de sistemas educativos de alta calidad es un factor clave para garantizar la inclusión social de todas las personas así como el desarrollo de una economía más dinámica y competitiva, y una mayor cohesión social en Europa (Comisión Europea, 2006).

El proyecto integrado INCLUD-ED: Strategies for inclusion and social cohesion in Europe from education (FP6, 2006-2011) es el proyecto de mayor envergadura e importancia que existe actualmente en Europa sobre educación escolar. Su objetivo principal es analizar las estrategias educativas que reproducen la exclusión social y aquellas que promueven la inclusión y cohesión social. A partir de un exhaustivo estudio sobre las teorías, reformas y resultados de los sistemas educativos europeos, en el proyecto se han identificado tres formas de agrupación del alumnado y de distribución de los recursos en cada una: “mixture”, “streaming” e inclusión. Esta clasificación permite realizar un estudio en profundidad de las prácticas educativas escolares que se están llevando a cabo, así como analizar y comparar sus respectivos efectos en los resultados académicos.

Mixture: una organización tradicional de las aulas

 “Mixture” es el concepto que define las clases tradicionales, en las que se incluye a todo el alumnado con un único profesor o profesora. Esta organización del aula parte del objetivo de que todo el alumnado ha de recibir una misma educación, con independencia de las características individuales de estos. Sin embargo, en el desarrollo de este modelo se encuentran serias dificultades para dar respuesta a alumnado muy diverso, lo que ha llevado a buscar otros modelos alternativos.

Streaming: separar como respuesta a la diversidad en las aulas

El “streaming” es la respuesta que algunos sistemas educativos dan cuando la modalidad anterior fracasa, como forma de atender a la diversidad de alumnado y de niveles de aprendizaje presentes en las aulas. Principalmente consiste en separar al alumnado por niveles de rendimiento, (en diferentes aulas o dentro del aula, en todas o algunas asignaturas) y se incrementa el número de recursos humanos para atender a cada grupo. Habitualmente, el alumnado al que se separa de la clase, o el que es asignado a los grupos de nivel más bajo es mayoritariamente el que pertenece a minorías étnicas y a contextos sociales desfavorecidos.

La literatura científica ha apuntado efectos negativos del “streaming” en la calidad y la equidad de la enseñanza, mostrando cómo los estudiantes a los que se coloca en los grupos de nivel más bajo tienden a ver reducidas las horas que pasan en actividades de enseñanza y reciben menos estimulación para pensar críticamente.

Inclusión: alternativa al “streaming” como respuesta a la diversidad

Finalmente bajo el nombre de “Inclusión” se encuentran medidas educativas alternativas a las dos opciones anteriores. Los grupos heterogéneos y la incorporación de más recursos dentro del aula son algunas de las formas en que se concretan.

Frente a la diversidad en las aulas, en lugar de adaptar el contenido al nivel del alumnado, las iniciativas que se incluyen en esta categoría se basan en proporcionar el apoyo necesario en un entorno compartido y con un mismo contenido de aprendizaje. Con el objetivo de hacer accesible el currículo ordinario a todo el alumnado, sin reducirlo, se introducen ayudas que faciliten el seguimiento de los contenidos de aprendizaje por parte de todos los alumnos y alumnas (profesorado de apoyo, ayuda entre pares, voluntariado, etc.). La extensión del tiempo de aprendizaje para el alumnado con más dificultades es otra de las opciones.

 Es necesario establecer cómo se relaciona cada una de estas modalidades con los resultados académicos del alumnado, contribuyendo así a avanzar en el conocimiento científico que ayude a conseguir el éxito escolar de todos y todas. Este estudio identificará en qué medida y con qué características se dan estas modalidades en el sistema educativo español, y establecerán vínculos con el éxito educativo del alumnado.

Los objetivos del proyecto MIXSTRIN són los siguientes:

OBJETIVOS GENERALES

1.     Realizar un estudio cuantitativo que permita identificar qué modelos: “mixture”, “streaming” e inclusión se están desarrollando en los centros educativos de primaria y secundaria de España.

2.     Hacer un estudio cualitativo de algunos centros educativos que explore la relación entre esos modelos y los resultados académicos.

 

OBJETIVOS CONCRETOS

1.     Identificar las modalidades de agrupación del alumnado y distribución de los recursos de cada una de ellas, en los centros educativos españoles: “mixture”, “streaming” e inclusión.

2.     Obtener una descripción de como se concretan las características de cada una de las modalidades identificadas: “mixture”, “streaming” e inclusión en los centros educativos españoles.

3.     Analizar en centros representativos de cada una de las modalidades los resultados académicos del alumnado.

4.     Identificar relaciones entre las modalidades de agrupación del alumnado y resultados académicos que obtienen.

5.     Proponer orientaciones para la definición de políticas de educación y para la práctica educativa de los profesionales,  orientadas a favorecer aquellas modalidades que contribuyen el éxito escolar del alumnado.

Difundir en el ámbito científico nacional e internacional los resultados derivados de la investigación.

ESTADO ACTUAL DEL PROYECTO

                                                                                                                                         

                                                 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: